País: España, Ciudad: Madrid
Carteristas: Cuando viajes en metro o en las calles más transitadas como "La gran vía", hay grupos de latinoamericanos y rumanos que ya son famosos por robar a los turistas en estas zonas, a mí me intentaron robar al bajar las escaleras del metro en Madrid y me tocó ver a un grupo de rateros con unos 20 pasaportes de diferentes países en el final de una estación, revisando lo robado.
Marcos – CDMX, México.

 

País: Egipto, Ciudad: El Cairo
Pagar por bajar: Es muy común que encuentres en los templos o pirámides en el desierto, amables personas con camellos para tomarte una foto, normalmente te piden un euro por dejarte subir y que alguien te tome la foto, lo que los turistas no saben, es que al subir, la tarifa sube pidiéndote hasta 20 euros por dejarte bajar, gran estafa y lo malo es que la altura no te permite bajar de un brinco, así que si vas a subirte, asegúrate en aclarar muy bien el precio por subir y bajar, asegúrate de que haya policías cerca por si acaso.
Denise – Querétaro, México.

 

País: Argentina, Ciudad: Buenos Aires
Billetes Falsos: En esta ciudad los taxis que allá se llaman Remises, acostumbran darte de cambio billetes falsos o peor aún tu les das un billete bueno, lo cambian por uno falso y te dicen que es falso para que les pagues de nuevo… hay que tener un taxista de confianza o usar Uber.
Raúl – Querétaro, México.

 

País: China, Ciudad: Beijing
Servicio forzoso de Taxi: China es un país complejo porque pocas personas hablan inglés, decidimos ir a la Gran Muralla y pedimos en el hotel instrucciones para llegar directamente, llegamos en metro a la terminal de autobuses, ahí en un módulo de información nos indicaron el autobús a tomar, en ese autobús había una persona con una camisa igual a los choferes y se acercaba a los turistas para darles ayuda en ingles, en este caso éramos nosotros y un grupo de 5 españoles que iban en el mismo autobús, esta persona se subió al autobús y se sentó al lado del conductor, como todo estaba en mandarín, lo normal era preguntarle si esa era la parada, porque los símbolos Chinos en verdad que es imposible distinguirlos, esta persona nos indicó en una parada que debíamos de bajar, pero cual fue la sorpresa que no era verdad, al bajar el supuesto conductor y un amigo que lo estaba esperando, nos ofrecieron llevarnos en sus autos por un precio supuestamente más bajo, a lo cual le respondí que no, que aunque nos lo dieran gratis no iríamos con ellos, el colmo fue cuando empezamos a acercarnos a chicos de secundaria para intentar preguntarles a donde debíamos de ir y estas personas se acercaban, les decían en Chino no se qué y los chicos ponían cara de asustados y se retiraban, fue un problema de unos 10 minutos, nos separamos de los españoles y nos fuimos en busca de un taxi, encontramos un policía al cual solo le pudimos mostrar la palabra taxi y nos señaló hacia donde caminar, llegamos a un sitio de taxi y nuevamente llego uno de los tipos, nos estuvo siguiendo, supongo que les dijo que éramos sus clientes o algo así, porque todos los taxistas se hicieron a un lado y tuvimos que caminar nuevamente algunas calles, hasta un hospital donde por fin tomamos un taxi, el tipo siguió al taxi dos calles, burlándose de nosotros desde su auto, en verdad una muy mala experiencia, pero llegamos al final a la Gran Muralla una de las siete maravillas, impresionante lugar.
Marcos – CDMX, México.

 

País: Emiratos Árabes Unidos, Emirato: Dubái
No todo lo que brilla es oro: En Dubái se encuentra el famoso mercado del oro, conocido localmente como “Souk de Oro”, lugar frecuentado por turistas que quieren un recuerdo o suvenir, en los pasillos del mercado hay personas que se acercan a los turistas a ofrecerte piezas de oro, relojes o bolsos obvio más económicos, son muy insistentes para tratar de convencerte, la única manera de quitártelos de encima es ser muy firme con ellos con un No rotundo y evadirlos conforme los veas acercarte, localmente son famosos por estafar a los turistas vendiéndoles falsificaciones, las joyas que te ofrecen no son oro o no es de la calidad que dicen tener. Esther – Panamá, Panamá.

 

País: Tailandia, Ciudad: Bangkok
Guías de turistas: Alrededor del Palacio Real de Bangkok se aglomeran una multitud de conductores de túk-túk o supuestos guías turísticos que tratarán a toda costa convencerte de realizar un circuito por monumentos y también unas cuantas tiendas de joyas y trajes hechos a medida, ellos reciben una comisión por llevar clientes.

Uno de sus trucos para llevarte a comprar, es decirte que no puedes entrar al palacio debido a la ropa que llevas. Es cierto que hay normas estrictas de los monjes budistas en cuanto a la vestimenta, está prohibido entrar en pantalón corto, falda y con brazos descubiertos, sin embargo puedes usar un pareo o algo similar para cubrirte o tomar prestados algunos pantalones o capas en la entrada del palacio.

La gente en Tailandia es por lo general amable, pero siempre hay alguno que otro estafador, su técnica es halagarte para que confíes en ellos. Por lo general algunos de estos engañosos recorridos te costarán medio dólar y aunque perderás un poco de tiempo visitando tiendas que no te interesan, no te molestes y tómatelo como un paseo para ver la ciudad, al final ya entenderás como funciona.
Juan Carlos – Wroclaw, Polonia

 

Tripplus: Viajar para descubrirte.

Únete a nuestra comunidad, descubre todas las semanas nuevos destinos y anécdotas increíbles, juntos seremos la comunidad más grande de viajeros del mundo.

 

El mundo será un mejor lugar para vivir, si las personas conocen su planeta y a los otros que viven en el.

Únete hoy a la comunidad Tripplus
Descubre todas las semanas nuevos destinos y anécdotas increíbles, juntos seremos la comunidad más grande de viajeros del mundo.